sábado, 27 de febrero de 2010

LA MIEL



Antes de que la miel reboce y endulce el
tronco del árbol, la obrera liba la flor.

El panal es memoria asida a la piedra.

La miel que él rezuma es saliva y néctar.
Voluntad y gozo que nutre la vida.


La miel del bosque previene el olvido

De O las estaciones - Miel que rezuma sobre la piedra. Pintura rupestre.

10 comentarios:

Silvia dijo...

Acabo de leer el poema dedicado a la miel; muy estimulante en sus imagenes poeticas.
Firma: alias Edulcorante....

Antonio Tello dijo...

Gracias Silvia por tu visita y tu comentario.

Beatriz dijo...

Querido Antonio,
me gusta la dulzura de tu poema, la pureza de la miel, néctar que nos nutre sin edulcorantes... con esa primera textura áspera, untuosa. La que deja huellas.
Un beso-

Antonio Tello dijo...

Beatriz, gracias por tu visita y tu dulce comentario. Besos.

Nork dijo...

Qué hermosas letras..
rezuman inspiración.

Precioso.

un muxu

Antonio Tello dijo...

Dicen, Nork, que la inspiración es hija de la imaginación y de la voluntad. Gracias por sintonizar mi Canal.

raga dijo...

la haces huella
ancestral
ambarina

dos besos

Antonio Tello dijo...

Si es verdad que, como dicen algunos filósofos, somos tiempo, la memoria es pervivencia, alimento que nos hace eternos. Besos, querida Ruth.

Poetiza dijo...

Dulce poema. Muy bello. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

Antonio Tello dijo...

Gracias Poetisa por tu visita y tu opinión. Abrazos