lunes, 31 de octubre de 2016

EDGAR DEGAS, "Lección de danza"


Otra obra maestra en la que Degas "transforma el movimiento en un sistema de formas de movimiento al que aborda desde todos los ángulos posibles. El pintor reúne aquí a una veintena de bailarinas y a un grupo de madres en una clase de danza en una sala del Teatro de la Ópera.
El grupo se distribuye formando un semicírculo irregular alrededor de Jules Perrot, el famoso profesor de danza introducido posteriormente por el pintor. Algunas de las bailarinas parecen escuchar sus consejos e indicaciones, pero la mayoría ensaya algunos pasos. Hablan entre ellas, descansan, miran distraídas o se rascan la espalda, como la que está sentada sobre el piano a la izquierda (incluso un perro olfatea la pierna de una de ellas). Las madres, situadas al fondo, miran atentas lo que hacen sus hijas.
La calculada composición del cuadro permite que el observador individualice a las bailarinas y las vea en distintas posturas y gestos, percibiendo la ilusión de una dinámica sensación de movimiento dentro del cuadro. Asimismo, los gestos y actitudes de cada bailarina se integran y armonizan para dar la impresión de conjunto de la clase de danza.
La precisa distribución de las bailarinas en el espacio frente al maestro Perrot, remarcado por las líneas diagonales del suelo, el punto de vista ligeramente elevado y la luz lateral contribuyen a dar al cuadro una magnífica idea de profundidad. Asimismo la luz penetra por un ventanal situado a la derecha y que se refleja en el espejo dejando ver el cielo de la ciudad fuera del cuadro, ilumina la zona central de la sala. Esta luz, al vaporizar el blanco de los vestidos de las bailarinas y exaltar los colores de sus cintas y lazos, difumina los entornos de las figuras creando una sensación atmosférica que aúna estética y realidad".
Fragmento de "Degás" (Sol 90, 2008), de Antonio Tello, perteneciente a la colección "Grandes maestros de la pintura".