lunes, 31 de octubre de 2016

EDGAR DEGAS, "La familia Bellelli"

Este cuadro de sus parientes, el barón Gustavo Bellelli, su tía Laura y sus primas Giovanna y Giulia constituye una de sus primeras obras maestras y un manifiesto estético.
Aunque formalmente representa una típica familia burguesa, Degas va más allá "a través de una prodigiosa composición para narrar la historia familiar y la vida interior de sus miembros.
La profundidad del ambiente la consigue, por una parte, empleando la luz proveniente de una ventana que se expande gracias a un espejo, y, por otra, a una paleta que combina magistralmente los colores fríos y cálidos. Cabe observar que las mujeres, rigurosamente vestidas de luto por la reciente muerte del abuelo René de Gas, cuyo retrato se halla en la pared, forman un grupo separado del hombre. Éste, a un lado del cuadro, aparece sentado de espaldas al observador, aislado y dominando con su mirada al grupo. Por su parte la esposa, embarazada y de pie, no cruza la mirada con su marido. Su indiferencia y su altivez expresan el distanciamiento afectivo de la pareja y, al mismo tiempo, el poder que se prolonga en sus hijas.
Fragmento de "Degás" (Sol 90, 2008), de Antonio Tello, perteneciente a la colección "Grandes maestros de la pintura".