lunes, 31 de octubre de 2016

EDGAR DEGAS, "Ensayo de un ballet en el escenario"


Este cuadro, en el que Degas utiliza grisalla monocromática, pertenece a una serie dedicada a los ensayos de ballet sobre el escenario.
Situado en un palco a la izquierda, Degas muestra una panorámica del escenario donde un grupo de bailarinas dispuesto a ensayar espera al director. Un hombre, acaso uno de esos magnates que acuden al "mercado de muchachas", sentado a horcajadas en una silla, observa sus evoluciones. La eficaz distribución de los personajes y el movimiento de sus figuras, captadas en diversas posiciones, da lugar a una visión que valora los distintos elementos del cuadro y propicia su perspectiva profunda.
Es evidente que aquí Degas se concentra en la atmósfera de la escena, como lo demuestra el uso de la luz artificial. El haz lumínico de unos focos invisibles -"el encanto está en no mostrar la fuente de luz sino el efecto de la luz", afirmaba- da de pleno en el borde del escenario creando un plano contrastado con el fondo de sombras del mismo. Asimismo, la luz al refractarse ilumina desde abajo a las bailarinas y provoca un efecto vaporoso en sus vestidos. Los retoques que Degas realizaba en sus cuadros se ven en las huellas de unas piernas a la izquierda y de un hombre sentado en una pilastra a la derecha.
Fragmento de "Degás" (Sol 90, 2008), de Antonio Tello, perteneciente a la colección "Grandes maestros de la pintura".