sábado, 10 de diciembre de 2011

LAS LUCES DEL RÍO

                                                 Surten del tajo de la piedra las
voces y luces del río que corre
sonámbulo por la tierra muda,
entre la fronda quieta del bosque.
Líquido reflejo del cielo que en su
vuelo  atraviesa el ave, que descree
del aire y de sus alas, y sedienta
a él desciende. Bebe del agua de
la grieta y,  al beber su frescura,
explora el sentido de su instinto.
Duda ahora si es pájaro o es jaguar,
o si es gozo de la espesura.



Fragmento del poema O las estaciones