domingo, 4 de enero de 2009

EL ACTO DE LA CREACIÓN


Crear es pronunciar, decir. Crear es preguntar. Un acto del habla que, en literatura, hacemos efectivo a través de la escritura. De aquí que la escritura tenga un carácter genésico por el cual es posible dar forma y contenido a un nuevo universo y animarlo con el hálito de nuestro espíritu. Un universo en el que habitan todas las otras criaturas que somos y cuya naturaleza, si las dejamos vivir a su libre albedrío, reproduce la complejidad del individuo y del mundo que lo rodea. Por esta razón, escribir apelando a la esencialidad del lenguaje también significa poner en práctica la decisión –la voluntad- de explorar y saber. Es decir, de conocer y conocerse.
[Del Cuaderno de notas de Manuel T.]

2 comentarios:

difistinto dijo...

Escribir para conocerse.Crear para expresar ese conocimiento. Cierto, hay algunas palabras que necesitan de la forma escrita para formular el sentimiento real.

Pocas veces se puede expresar con exactitud lo que se percibe tras leer un libro. Podemos informar sobre lo leido, pero pocas veces sobre lo sentido.

Yo, mas que informar, me baso en lo que siento al leer y escribir.

Es mas díficil que ser informadora.

Besos.Nos leemos.

MOn

(me molesta tener que poner la verificacion de palabra....)

Antonio Tello dijo...

Mon, en ese viaje descubrimos también los límites del lenguaje. Me alegra de que estés de vuelta.
AT