jueves, 21 de febrero de 2013

ESCRIBIR Y LEER COMO ACTOS DE FE

Tanto escribir como leer son actos de fe en la libertad individual. La libertad no es una abstracción y es cometido del escritor contribuir a alcanzarla a través de su escritura emancipada de las ideologías de poder. Éstas tienden a imponer una retórica realista que reduce y simplifica el discurso narrativo convirtiéndolo en una expresión superficial, maliciosamente interpretada como claridad, que escamotea la hondura de la realidad y, por lo tanto, el conocimiento y la liberación del espíritu. Por el contrario, la retórica de la libertad se vale de un lenguaje luminoso que alumbra la complejidad del mundo, señala el camino del saber y muestra las diversas dimensiones de la existencia.
[Cuaderno de notas de Manuel T.]



2 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Reflexionar así otorga poder al escribir y leer.
Gracias por ello.

Antonio Tello dijo...

Eso creo yo, Alicia, gracias a ti por tu comentario.