sábado, 27 de noviembre de 2010

OTOÑO



El oscuro viento brama en el bosque.
La furia del aire dobla las ramas.
Hasta el dolor, las dobla.
Desgaja los árboles. Los despoja.
Con arrebato de fuego eleva hasta
las nubes sus vestiduras de otoño.
Y arriba las abandona. Las hojas.
Quedan flotando. Las hojas.
Un instante en suspenso y caen.
Caen sin prisa oxidando la nieve.
De O las estaciones

12 comentarios:

José María Banús dijo...

"Toda una vida el otoño". Me ha encantado esta poesía, Antonio. Muchas gracias.

Un abrazo.

Antonio Tello dijo...

Gracias José María, un fuerte abrazo. Este libro abre una ventana de intensidad nueva en mi escritura.

Ruth Hernández Boscán dijo...

soy una de esas hojas, lo sabes...

te abrazo

Antonio Tello dijo...

La hoja, el poema, cada uno de nosotros ¿qué nos diferencia?
Un abrazo, Ruth

encantada dijo...

El color del otoño es el color más bonito del año. Lo paseos por los bosques caducos son una maravilla en ésta época. Me ha encantado pasear por tu poesía.

Antonio Tello dijo...

Me alegra que tu paseo otoñal te haya traído hasta aquí. Gracias, Encantada, por tu visita.

RAB//. dijo...

La oxidan para alimentarla y traer futura vida a los bosques.
:+

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Un pedacito de puro otoño, suspendido en el aire sobre el filo de esas hojas.
Un placer leerte, Antonio.

Antonio Tello dijo...

Bien lo dices Roxana, el otoño es una suerte de humus que nutre la vida.

Antonio Tello dijo...

A veces, Diana, el paso de las estaciones es puro suspenso, un ay afilado, como tú dices, que nos lleva de la nieve al renacer. Gracias por tu visita.

hugo dijo...

Hola Antonio:
Con el viento andamos todos, me parece.
Al leer tu poema no he dejado de recordar tu poema Crono, con aquel viento convertido en toro.
Aquí el toro permanece durante un instante. Suficiente para simultanear la violencia -dobla las ramas hasta el dolor, desgaja los árboles- y la delicadeza de la brisa cuando las hojas en suspenso caen con (y en) una gran imagen -para mi la mejor del poema- "Caen sin prisa oxidando la nieve"

nos seguimos leyendo, Antonio

salut,
hugo

Antonio Tello dijo...

Así es Hugo, hay cosas extrañas en el aire. La violencia del viento carece de la paciencia del árbol. Un fuerte abrazo