viernes, 12 de noviembre de 2010

EL HACEDOR

 La Odisea, atribuida a Homero
El poeta es hacedor de nuevos dioses y perpetuador de hombres: así viven Aquiles y Agamenón, así la gran sombra de Ayax arde todavía, porque el poeta ha hecho del habla un dique contra el olvido, y los dientes agudos de la muerte pierden el filo ante sus palabras. Y como nuestras lenguas tienen un tiempo futuro, lo que es de por sí un escándalo estrepitoso, una subversión de la mortalidad, el vidente, el profeta, los hombres en quienes el lenguaje es una vicisitud de vitalidad extrema, son capaces de ver más allá, de hacer de la palabra algo que se prolonga allende la muerte.

De Lenguaje y silencio, de George Steiner (Gedisa, 2003, trad. Miguel Ultorio).

8 comentarios:

José María Banús dijo...

El poeta fotografía lo "místico" con la palabra; y lo hace visible, y lo hace eterno.

Un saludo, Antonio.

RAB//. dijo...

La naturaleza visionaria del poeta... y su condición dolorosa, cuando lo místico cortocircuita con las circunstancias. Caso paradigmático, nuestro querido Artaud (¿un mártir?).
:+

Antonio Tello dijo...

Así es José María, el poeta se adentra en el misterio, en lo inefable, y trata de que su palabra se aproxime a lo que ha entrevisto.
Un abrazo

Antonio Tello dijo...

No sólo Artaud, querida Roxana, muchos otros poetas son capaces de alcanzar el borde del abismo y sostener el poema con su voz y su silencio. Sólo tienen que ser honestos para que así sea.

RAB//. dijo...

Claro, pero no iba a poner la lista :D Por eso escribir es un acto de coraje, ante uno mismo y ante los demás, aunque principalmente ante uno mismo.
:+

Antonio Tello dijo...

Sin duda, Roxana, el coraje y la honestidad son imprescindibles para hacer poesía. De lo contrario lo que se escribe es política, historia, circunstancia.

romina dijo...

que linda poesía de donde esta sacada? y muy lindo blog. Estoy en un alquiler temporario en argentina y me gustaría que me recomienden algún libro en donde encuentre poesías de este estilo

Antonio Tello dijo...

Romina, tal como ves al pie del post, el texto pertenece a "Lenguaje y silencio", ensayo de George Steiner.
Gracias por tu opinión sobre el blog.