sábado, 15 de mayo de 2010

OBRA DE ARTE Y COMPROMISO ÉTICO

La escritura es una exigencia moral que da forma al fluir de la vida, un modo de ordenar el mundo y restablecer el equilibrio, la justicia, mediante un supremo esfuerzo del espíritu.[...] Decía Hegel que el objetivo de la obra de arte «es representar de una forma concreta y figurada lo que se agita en el alma humana» [..] La conciencia de este objetivo desvincula al artista genuino de las contingencias políticas, sociales, históricas, ideológicas, religiosas, científicas y técnicas, al tiempo que concibe su producción artística como parte de una búsqueda sustantiva, lo dota por un lado para expresarse, si así lo decide, en cualquiera de los géneros que registra la literatura, y por otro lo compromete con una ética de la libertad. Este compromiso ético del artista es uno de los fundamentos que permite a la obra de arte superar la acción corrosiva del tiempo y las fronteras provincianas de la aldea o la nación.
De Nociones sobre el arte de contar.

2 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

La escritura como exigencia moral, como exigencia de vida, como necesidad del alma.
Es así.
Un saludo cordial.
Alicia

Antonio Tello dijo...

Y como aspiración de justicia en el mundo,Alicia. Gracias por tu comentario.